En Blanco y Negro: Nuevo Pavimento.

Lo Blanco:
Mérida estrena nuevos pavimentos. El que dió el toque de salida fue el Gobierno del Estado, con fondos propios arrancó con el reencarpetado de Paseo Montejo, uno de los primeros compromisos del Gobernador Rolando Zapata como parte del rescate integral de nuestro señorial paseo; desde la cafetería Impala, hasta el súper Aki. Sumemos también el nuevo pavimento de la Avenida Itzaes, en su totalidad. El anillo vial metropolitano, nuestro segundo anillo periférico, es una prioridad federal y las obras están calendarizadas para arrancar el próximo año 2015. En los próximos meses se sumarán más vías, carreteras, pasos a desnivel y libramientos para darle mayor fluidez a un tráfico, cada vez menos urbano y más metropolitano.

Después de muchos años y siguiendo el ejemplo del ejecutivo estatal; el Ayuntamiento está por terminar la repavimentación de la Prolongación Paseo Montejo. Desde la avenida 21 de la Colonia México y hasta la calle 49 de Villas la Hacienda; la emblemática vía está construida, pensada para durar al menos muchos años. La calle 60, terminada hace pocos meses le dan a dos de las principales arterias de esta ciudad una nueva vida. Los fondos; por financiamiento bancario y gestiones ante el Congreso de la Unión. De acuerdo a la Dirección de Obras Públicas del mismo Ayuntamiento, estarían en gestiones, para obtener los fondos necesarios y completar la pavimentación que iría de la antes mencionada calle 49 hasta la glorieta de Gonzalo Guerrero, justo antes de la salida a la carretera a Progreso. Mérida y sus habitantes, lo agradecen.

Lo Negro.
La asignación y arranque de las obras en la calle 60 no fue tan tersa como hubiera esperado el Ayuntamiento. El mismo alcalde, no asistió al banderazo inicial, por estar de viaje. Cuestionados desde la asignación misma en la convocatoria pública, los trabajos duraron casi 6 meses y con algunos defectos en la construcción. Hay zonas donde es posible ver cuarteaduras en rejillas y guarniciones. Durante los trabajos era común ver a trabajadores de la empresa ganadora de la obra; «CAVA» sentados bajo la sombra de los flamboyanes resguardádose del sol y el calor sin hacer absolutamente NADA durante largos períodos de tiempo. En consecuencia, perjuicios a comerciantes y habitantes de la zona. Además de peatones y conductores. La transparencia de esta obra es asunto pendiente. La Prolongación Montejo parece ir mejor, pese a ser la misma constructora y las lluvias de las últimas semanas. En la calle 60 las obras parecen más improvisadas y menos acabadas; como la señalización de esta vía, que pese a haber sido entregada ya por la autoridad, carece de la misma o es de pésima calidad. Es imperante exigirle al constructor su conclusión, cual debe ser. Para rematar, existe una «tierra de nadie» entre donde terminan las obras a cargo del ejecutivo estatal y donde empiezan las municipales. Un verdadero lunar que urge integrar para darle continuidad a la que es sin duda la más hermosa avenida de la ciudad capital. Y los baches, los malditos y sempiternos baches que destruyen llantas y suspensiones. No hay pretextos. Mérida y sus habitantes, lo agradecerán. ¿Es mucho pedir?

Que pase un magnífico día.

Comentarios a: emollerb@live.com Twitter: @EMollerB

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.