A Ocho Columnas: ¿Habla en serio Mr. Trump?

Por si queda algún resquicio de duda sobre Donald Trump. En entrevista esta mañana con Bob Woodward de la cadena MSNBC dejó entrever estar dispuesto a ir a la guerra: «cuando rejuvenezcamos a nuestro ejército, México no va a querer jugar a la guerra con nosotros (EEUU)». Esto al referirse a que obligará a México a pagar por el muro que promete construir a lo largo de la frontera. Muro por cierto, ocurrencia de este individuo y construirlo en territorio estadounidense.

Es asombrosa la forma en que los Estados Unidos de América están pasmados, casi postrados ante alguien como Donald Trump. Nadie; ni gobierno, ni sector privado, ni académicos (salvo contadas excepciones), ni sociedad civil han levantado la voz. Pareciera como si no acabaran de entender lo que está pasando. Como si fuera parte de un sueño. Un muy mal sueño.

También deja muy mal parado al partido republicano. En lo que se ha convertido y lo que solía ser. Ahora es refugio de la extrema derecha fascista. Radical e intolerante. Quizá sea la sentencia de muerte del GOP (Good Old Party). Aquel Partido Republicano abierto al debate. El partido del presidente Lincoln que liberó y emancipó a millones de esclavos negros. Partido del presidente Eisenhower que comandó, en su momento los ejércitos que llevaron a la victoria aliada sobre el nazismo. Al presidente Reagan, que además de sacar a su país de una crisis; logró lo que parecía imposible: acabar con el comunismo. Al día de hoy; Cruz, Rubio, Kasich; todos rivales de Trump por la candidatura; más 29 senadores republicanos se han comprometido a apoyar a Trump como su candidato y carrera a la presidencia. Inexplicable.

De ganar Donald Trump la presidencia de su país, queda claro que a nuestro país y muchos más no le irá para nada bien. Qué la tendremos difícil, al menos con ellos. Y que el daño será muy fuerte, enorme. Pero más aún queda claro; que de llegar a la Casa Blanca, a los EEUU; le esperan las que serían las horas más oscuras de su historia. Sin duda, marcarían su fin, tal como lo conocemos. Es verdad; antes de una guerra, Trump tendría que sortear muchos obstáculos. Grandes intereses; políticos y económicos. El daño sería irreparable. Para ellos; sus vecinos y el mundo.

Que tenga un magnífico día.

Comentarios a: emollerb@live.com

Twitter: @EMollerB

Facebook: Emilio E. Moller

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.