Sacude ‘Borat’ reputación de Giuliani. Octubre 22, 2020.

(Reforma). Una escena de la nueva película Borat Subsequent Moviefilm, protagonizada por el comediante británico Sacha Baron Cohen, se ha convertido en el último fútbol político durante esta temporada de elecciones conflictivas.

En las redes sociales, tanto los expertos como usuarios comunes comentaron sobre una escena que involucra al abogado personal del Presidente Trump, el ex alcalde de la ciudad de Nueva York Rudy Giuliani, aunque muy pocas personas han visto la película, que se estrena en Amazon Prime el viernes.

«He visto el momento Giuliani en Borat. Es incluso más salvaje de lo que parece. Más allá de la vergüenza», dijo Maureen Dowd en Twitter el miércoles.

«Habiendo visto # Borat2, ahora puedo decirles con seguridad que #RudyGiuliani ha terminado a lo grande. Es peor de lo que piensas y más incómodo que cualquier cosa que haya visto en una película reciente, documental o de otro tipo», tuiteó Josh Gad, estrella de «Frozen».

NBC News, que obtuvo una copia de la película, antes de su lanzamiento del viernes en Amazon Prime, dijo que una escena muestra a Giuliani recostado en una cama en una habitación de hotel, en lo que dijo que era una posición comprometedora.

En la secuela del éxito de Cohen de 2006 «Borat: Cultural Learnings of America for Make Benefit Glorious Nation of Kazakhstan», el periodista kazajo ficticio busca más interacciones con sujetos desprevenidos ante la cámara.

Un avance de la película muestra al personaje de Borat disfrazado de Donald Trump, antes de aparentemente interrumpir un discurso del vicepresidente Mike Pence.

Giuliani, por su parte, aseguró que las escenas fueron sacadas de contexto.

«El video de Borat es una fabricación total», dijo Giuliani en un tuit, y agregó que su comportamiento nunca fue «inapropiado» durante ni después de una «entrevista» realizada por una actriz disfrazada de reportera en el falso documental.

En 2016, Borat conmocionó al mundo con su mordaz sátira cultural de Estados Unidos. Ahora, Baron Cohen regresa con una secuela del falso documental que está recibiendo críticas variadas dos semanas antes de las elecciones estadounidenses.

La película muestra a Baron Cohen de nuevo como el periodista kazajo racista y sexista Borat Sagdiyev, quien vuelve a viajar a Estados Unidos.

Esta vez, la trama gira en torno a sus intentos por casar a su hija de 15 años con el vicepresidente Mike Pence o, en su defecto, con Rudy Giuliani.

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.