El presidente evaluará mañana avances en Los Cabos tras paso de «Odile».

El presidente de la República, Enrique Peña Nieto, viaja este jueves de nueva cuenta a Baja California Sur para conocer los avances en el restablecimiento de las condiciones de normalidad tras los daños ocasionados por el huracán ‘Odile’.

El mandatario estará en Los Cabos para recorrer algunas de las zonas con mayores afectaciones por los vientos de 205 kilómetros de intensidad y las fuertes lluvias que azotaron a principios de esta semana los cinco municipios de la entidad: La Paz, Los Cabos, Loreto, Mulegé y Comundú.

Esta es la segunda ocasión que visita Peña Nieto Los Cabos en esta semana, luego de que estuviera presente el martes pasado cuando encabezó una reunión de evaluación con nueve secretarios de estado y el gobernador Marcos Covarrubias en el Aeropuerto Internacional de Los Cabos.

Para esta nueva visita, el presidente Peña Nieto tuvo que cancelar su participación en la reunión de la Conago que se efectuará en Aguascalientes.

El Gobierno de la República dio a conocer que hasta este miércoles por la noche habían sido evacuados 5 mil turistas que se encontraban varados desde el fin de semana pasado en los distintos hoteles de San José del Cabo y Cabo San Lucas.

El puente aéreo es coordinado por la secretaria de Turismo, Claudia Ruiz Massieu, quien fue comisionada por el Presidente para permanecer en la entidad, trabajando en conjunto con el director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Enrique Ochoa Reza, y el director de la Conagua, David Korenfeld, a fin de reactivar los servicios que requiere la población.

En tanto, la CFE informó que de manera progresiva se está logrando restablecer el servicio de energía eléctrica. En la zona de La Paz se alcanzó un 23 por ciento de cobertura mientras que en la zona norte del estado se ha restablecido el 60 por ciento.

En el municipio de Los Cabos, la zona más dañada por el huracán ‘Odile’, la restitución del servicio de energía eléctrica ha sido más lenta, por lo que, precisó, se está reforzando la zona con más personal y maquinaria.

La Conagua descartó daños en la infraestructura de distribución de agua potable en la región de Los Cabos por lo que ahora trabaja en establecer el suministro regular utilizando plantas móviles de energía eléctrica para poner a funcionar las bombas hidráulicas.

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.