Advierten por saturación en hospitales de Texas. Agosto 12, 2021.

(NYT). Los hospitales de Texas advierten sobre la escasez de recursos durante una semana en la que más de 10 mil pacientes con coronavirus han sido ingresados.

Al menos 53 hospitales de Texas tenían unidades de cuidados intensivos a máxima capacidad. Dos en Houston se han sentido tan abrumados que los funcionarios ordenaron que se erigieran tiendas de campaña en el exterior.

En Austin, las unidades de cuidados intensivos se estaban quedando sin camas. Y en San Antonio, los casos de virus alcanzaron niveles alarmantes que no se veían en meses, con bebés de tan solo 2 meses con oxígeno suplementario.

«Si esto continúa, y no tengo ninguna razón para creer que no será así, no hay forma de que mi hospital pueda manejar esto. No hay forma de que la región pueda manejar esto «, dijo el martes a los legisladores estatales el Dr. Esmaeil Porsa, presidente y director ejecutivo del Harris Health System, en Houston.

«Soy una de esas personas que siempre ve el vaso medio lleno, siempre veo el lado positivo. Pero estoy asustado por lo que se avecina».

Recientemente, Texas ha promediado alrededor de 12 mil 400 casos nuevos por día, casi el doble del número visto hace solo dos semanas, según una base de datos del New York Times.

El aumento se produce cuando aproximadamente uno de cada cinco hospitales de Estados Unidos con unidades de cuidados intensivos, o 583 hospitales en total, informaron recientemente que al menos el 95 por ciento de sus camas de UCI estaban llenas debido a que la variante Delta aumenta en todo el país.

El repentino aumento de infecciones ha reenfocado la atención nacional en la eficacia de las mascarillas y se produce cuando el Gobernador Greg Abbott de Texas se mantiene firme en su negativa a promulgar cualquier mandato estatal. Para manejar el aumento, hizo un llamado a los trabajadores de la salud de otros estados para que viajen a Texas, donde se prevé que las hospitalizaciones relacionadas con el coronavirus superen las 15 mil para fines de agosto, según la Universidad de Texas en Austin.

El Dr. David Persse, director médico de Houston, culpó a los funcionarios estatales por prestar una atención inadecuada a la importancia de las vacunas para detener el aumento. El planteamiento de Abbott de las vacunas como una cuestión de derechos individuales es «el enfoque equivocado», dijo el Dr. Persse. Los no vacunados, dijo, «se están poniendo en peligro a sí mismos y a sus familias».

En un acontecimiento nuevo y desconcertante, hasta el martes, unos 240 niños de Texas fueron hospitalizados con el virus, según el Departamento de Servicios de Salud del Estado de Texas. Citando esas cifras, el Presidente Joe Biden dijo el miércoles a los periodistas que estaba explorando si el Gobierno federal tiene la autoridad para intervenir en las órdenes emitidas por Abbott.

A principios de esta semana, en el Hospital de Niños de San Antonio, un número cada vez mayor de niños ingresaban con síntomas graves de coronavirus. Muchos de los que llegaron con enfermedades no relacionadas también dieron positivo al virus, dijeron funcionarios del hospital.

El Dr. Abhishek Patel, que trabaja en la UCI pediátrica del hospital, entraba y salía de una habitación donde un niño de 6 meses y otro de 2 meses estaban luchando contra infecciones graves por Covid-19 y respiraban con la ayuda de oxígeno suplementario. Solo esta semana, dijo, dos adolescentes que tenían otros problemas de salud subyacentes sucumbieron al virus.

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.