A Ocho Columnas: Menos plurinominales.

Mientras el PRD y el resto de la izquierda están entrampados en la consulta sobre la reforma energética; y el PAN la consulta sobre la urgencia de aumentar el salario mínimo; la dirigencia nacional del PRI propuso hace pocas semanas la factibilidad de reducir de 200 a 100 el número de diputados plurinominales y de 64 a 32 de senadores pluris en la cámara alta.

La propuesta sensata, ya que además de ahorrar al menos 500 millones de pesos anuales, y ser una promesa de campaña del PRI, representa además un añejo anhelo de un importante sector de la población y electorado nacional.

En pleno año electoral 2012, mientras recorría el país el entonces candidato Enrique Peña Nieto ofreció reducir el número de legisladores que llegan por esta vía al Congreso de la Unión. Asumió entonces una gran responsabilidad, porque al ser un poder separado al ejecutivo; el legislativo además es el único que puede legislar sobre si mismo. Pero entonces, el cálculo político le permitió al tricolor y su candidato esperar hasta el resultado de la elección y asentarse bien nuevamente en el ejecutivo federal, analizar el terreno y actuar en consecuencia.

La nueva reforma política parece brindar esa oportunidad. Se requiere juntar al menos 1.75 millones de firmas para que el día de la elección (7 de junio de 2015) en una boleta se le pregunte al ciudadano si está de acuerdo o no con la reducción de los plurinominales. ¿Diferencias con las otras consultas? Abismales.

La izquierda, en una lucha esquizofrénica por revertir una reforma energética aprobada constitucionalmente (ambas cámaras de Congreso de la Unión y la mayoría del constituyente permanente; las legislaturas estatales) y tacharla hasta el absurdo de inconstitucional. El caso estará finalmente en manos de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, pero puedo adelantar que no se espera un sobresalto. Primero, por ser una reforma constitucionalmente legal y segundo, porque no se puede aplicar la retroactividad en perjuicio de nada o nadie.

El PAN, promoviendo un incremento al salario mínimo por considerarlo “indigno e insuficiente” que si bien es evidente que hay que revisar y modernizar este esquema; no depende de una consulta popular. Hay factores económicos, (macro y micro) que no permiten de “un plumazo” hacer cambios de este tipo. El riesgo es mayúsculo: inflación y perdida del poder adquisitivo; el opuesto de lo que se busca y caer en esquemas que el blanquiazul tanto criticó en otras épocas. Pero lo más grave, es el ruido inútil que se está generando entre el PAN y la cúpula empresarial; una de sus mayores fuentes de apoyo tanto político como económico. Luis Pazos, veterano panista y reconocido economista ha mostrado recelo ante esta propuesta, que vale decirlo es incongruente. Dos sexenios de gobiernos federales emanados de Acción Nacional y hasta ahora se proponen cambiarlo. ¡Vaya!

No hay la necesidad de aumentar artificialmente el salario mínimo. Solo hay que dejarlo como punto de referencia para pagar más y mejor a los trabajadores; en base a esquemas de productividad. Eso, si es factible en una economía abierta y competitiva como la mexicana. Lo demás es demagogia.

La propuesta de reducir el número de plurinominales es la más sensata de todas. Hablando de factibilidad y sentir ciudadano. ¿Cuántas veces no hemos escuchado quejas sobre el gran número de legisladores? ¿O sobre que jamás se cumplen las promesas de campaña que se hacen? La reforma electoral gestada por Reyes Heroles, en el sexenio de López Portillo; le abrió el congreso federal a la minoría opositora y poder ser representados. En aquella época era nula o poca la competencia electoral. ¿Qué caso tiene el día de hoy tener tantos diputados, cuando el país vive una democracia cada vez más abierta y en crecimiento?

¿Qué el ahorro económico no es mucho? Bueno, el problema es que los inconformes, jamás estarán conformes. El tener 400 diputados y 96 senadores en vez de 500 diputados y 128 senadores es significativamente importante. De cualquier forma, los cambios si son aprobados entrarían en vigor hasta 2018. Entonces, ¿Por qué tanto brinco si el piso esta llano? El comentarista y periodista Pedro Ferriz de Con, férreo opositor al actual gobierno federal y que lleva más de un sexenio con la campaña “no a los pluris” y dice haber recabado mas de 8 millones de firmas; ha saludado positivamente esta iniciativa.

Y por esta razón a diferencia de las otras dos propuestas, la reducción de pluris tiene muchas posibilidades de éxito. El PRI ha dicho que el día 15 de este mes habrá reunido las firmas necesarias para hacer la entrega del requisito constitucional al INE y continuar el proceso que culminaría el 7 de junio del próximo año en las urnas. De lograrse, seria un hecho sin precedentes en la vida política nacional. Así sea.

Que tenga un magnífico día.

Comentarios a: emollerb@live.com
Twitter: @EMollerB

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.