A Ocho Columnas: ¿Nuevo Gasolinazo en 2018?

Desde que un servidor tiene uso de razón, los combustibles han sido la manera más expedita (por no decir fácil) de las que nuestras autoridades se han valido para aviarse más dinero. Vía impuestos, costos ocultos, o sencillamente aumentos escalonados. El esquema financiero de PEMEX y las demás finanzas públicas estuvo amarrado al precio internacional del petróleo. Imposibles de olvidar en el anecdotario político del mexicano las palabras del entonces presidente José López Portillo: “No sabremos cómo administrar tanta riqueza” (en alusión a los ingresos extraordinarios que tuvo México a principios de los años 80 del siglo pasado y fueron derrochados). Era imperativo tomar medidas para evitar otra “borrachera” y su respectiva “cruda” que golpearon a los mexicanos en aquellos aciagos años que hoy se antojan muy lejanos.

Justo decir que esto cambio con la Reforma Energética que se implementó en esta Administración Federal. Desde el principio de la misma se dijo que los precios de combustibles serían regidos por el mercado a partir de 2018 (medida que se adelantó un año, a este 2017). En 2016 empezó la transición, cuando se dio un solo incremento en todo el año; y continuó este año, con la liberalización escalonada por región geográfica, así como el incremento excesivo por parte del Gobierno del IEPS (impuesto especial sobre productos y servicios) que se aplica a los mismos. El resultado fue un golpe duro al bolsillo de los mexicanos… y la indefensión de no poder hacer nada. La misma expectativa inflacionaria de Banxico se vio afectada y tuvo que tomar medidas para extenderla y diluirla a lo largo del año.

Por más que he buscado en medios nacionales y locales información sobre el supuesto «gasolinazo» para 2018 no encuentro NINGUNA información referente al incremento del precio de los combustibles para el próximo año. Más bien creo que existe cierta confusión al respecto. Cuando se habla del supuesto gasolinazo es en referencia al ocurrido este año y la negativa del Gobierno a reducir los impuestos de los combustibles.

Lo que sí vi; es que en el PIF (Presupuesto de Ingresos de la Federación) 2018, la SHCP mantuvo el IEPS sobre combustibles en la misma tasa (4 pesos por cada litro de combustible); asimismo el precio de referencia de la mezcla mexicana pasará de 46 a 48.5 dólares por barril.

Al liberalizarse completamente los precios de la gasolina, y todos los combustibles; el Gobierno NO CONTROLARÁ los precios de los mismos; al estar sujetos a la ley de la oferta y la demanda (como ocurre en la mayoría de los países del mundo; De hecho a excepción de la península de Yucatán, en el resto del país los combustibles ya están liberados). Dos son los factores que incidirán de manera directa en el costo de los combustibles: precio de la mezcla mexicana y tipo de cambio. Dependiendo de su comportamiento saldrá el precio de los mismos. Y tendremos que acostumbrarnos a fluctuaciones diarias (o incluso varias el mismo día en momentos de extrema volatilidad) en el precio del combustible.

En pocas palabras; con la liberalización se acabaron los gasolinazos. El mercado fijará los precios finales al consumidor. La ÚNICA forma en que exista «gasolinazo» es que el Gobierno decida aumentar el impuesto a los combustibles. Y siendo 2018 un año electoral… sinceramente no creo lo hagan.

Ya veremos.

Que tenga un magnífico día.

Comentarios a: emollerb@live.com

Twitter: @EMollerB

Share

Un comentario

  1. Jajajaja me muero de risa. Seguramente si habrán mas aumentos. estos «periodistas» pagados por el «puñeto».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.